22 mayo, 2011

carta1




Carta 1 (mientras espero)

Esta noche mi corazón se quedó en una orilla esperando que vinieras. Llovía y entre la gente mi mirada se perdía abstraída, esperanzada que asomaras en alguna parte. Era tarde como muchas tardes me he reconocido perdido en mis sueños de no alcanzarte y amarte sólo en mis ilusiones. Me sentado en la esquina de la mesa que da frente al ventanal de barcito palaciego para que no veas si llegaras con alguien. He persistido irónicamente sabiendo que es en vano.

La calle me encuentra solo en esta noche desierta, triste, sin luna. Muerto. Sin partida sin enojo, sólo esperanzado, cortado, hambriento de ti. Sin nada. Esta noche se siente turbia, despojada, atareada entre tus muertos y tus fantasmas. Te busco en el clarear de la lumbre de un cigarrillo que se esfuma ante el viento como tú. Y sé que estoy hecho jirones, matándome de risa, enfermo de sueño y de fatiga, esperando que llegues.

Te ofrezco el calor de nuestros muertos la desazón de esta tarde de diciembre que lloraste amargamente por tu pérdida, tu siniestro tus amores marchitos sin excusa, y yo aquí te escucho callado y me contento sólo con tu mirada esfumada en el café distanciada perdida.
esteban


La escribí mientras esperaba a alguien hace unos meses...

9 comentarios:

MORGANA dijo...

Esteban...me dejaste sin palabras,realmente dolorosa ,así lo sentí.¿Llegó al fin?
Mil besos.
Morgana.

estrella dijo...

Hola Esteban!!

Bellísima y triste,a la vez!!
Bella porque sale de tu corazón,porque es el sentimiento que tienes hacia ella,la que te hace escribirla y triste porque muestras dolor y mucho abatimiento,pesar e incertidumbre.
Sabía que tenías mucho que expresar,ahora no pares,eh!

Te sigo leyendo
Un abrazo

Mixha Zizek dijo...

Te animaste, a veces el amor no es lo que uno espera, de repente se siente abatida y no quiere quitarte tu tiempo.
El desamor son las voces sepultadas que gritan todavía dentro de uno, besos


es una bella carta.

MILARGE dijo...

Ojalá tu espera no haya sido eterna, de cualquier manera, te invito un café sin azúcar mientras miramos igualmente por la ventana... Algo llegará.

Gracias por la visita!
Un beso

kynikos dijo...

muy hermosa. me gusta tu producción.
un saludo, sincero
kynikos

MORGANA dijo...

Me alegro que te gustase el relato Esteban.Todo un honor.
Besos.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Pese al carácter epistolar, hay una poética hiriendo la fábula y poniendo al lector justo en un rinconcito de ese bar palaciego para verte escribir mientras esperas.
Un abrazo.

abatido pero mirando las estrellas dijo...

Bonita carta, Esteban. Va volviéndose tensa a medida avanza, eso me gusta.
Saludos

Esteban dijo...

Les agradezco su visita y voy a leerlos, esptuve algo ocupado con mucho trabajo, pero me doy una escapa y a leer, saludos