31 mayo, 2011

Carta 2



Carta 2 (para que me oigas)

Quiero tomar tus deseos olvidados en mi cuerpo. Los que dejaste cómodamente para refugiarte. Los que con dulzuras llenaste de palabras para decir un nombre. Un nombre que no era mío. Y continuaste sin siquiera notarlo. Te diste la vuelta y te pusiste a dormir.

Puedo extender mis brazos y raptarte de tu sueño e introducirte en vigilia a mis deseos.  Recobrar partes de ti y untarla de mis caricias y toques más sublimes. Puedo emular lo más insólito para condenarte a escucharte y decirte que estas hecha en mis manos y no hay escapatoria.

Pero al amanecer te levantas como si nada, te vistes, te miras al espejo. Levantas la mano y me quedo mirándote sin decir ninguna palabra. Sólo te pones a la orilla de la cama y sonríes. Te paras y te vas. Y yo me quedo hecho un boludo, sabiendo que nunca estuviste aquí.

Esteban

7 comentarios:

Mixha Zizek dijo...

Stevi, está interesante esta carta, pero porque no te atreves a sacar las que me mostraste :) besos

Me gusta la segunda parte porque se siente más tuya :) más fuerte

MORGANA dijo...

Una carta muy hermosa Esteban,aunque estoy ausente ,he querido venir a leer tus cartas.
Si dice Mixha que tienes más sácalas y desahógate.
Un millón de besos.

Nina Pilar dijo...

Gostei muito daqui seu claro escuro é um contra ponto muito interessante.

abraços

estrella dijo...

Hola Esteban!!

Muy buena carta...cuando tienes alguien a tu lado y sabes que no está por tí,es doloroso hacer como si nada ocurriera,es triste para tí,continuar...

Es posible que te cueste ir publicando tan íntimas cartas,son como manifiestos propios,pero te digo,que te pueden ayudar si es que necesitaras ayuda y si no,pues te sirven para que te conozcamos mejor,de todas formas gracias por decidirte a hacerlo.

Un abrazo

Esteban dijo...

Que bueno que les gustó, que leo cosas realmente muy buenas y no mío son sólo pedazos de escritos, les agradezco su presencia, son increíbles
E

abatido pero mirando las estrellas dijo...

Bonita carta, vaya frase.

..."Puedo emular lo más insólito para condenarte a escucharte y decirte que estas hecha en mis manos y no hay escapatoria."...

Saludos Esteban

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Me acerco a usted, poeta amigo, con esa deferencia que sugiere la hermandad, para urgirlo a la despabilación ¡que sus lectores necesitan más de su pluma! No sea tacaño ¡Ale, a trabajar!
Un abrazo, amigo, un hermanado abrazo.

www.hablaspalabras.blogspot.com