01 febrero, 2011

carta para ella

No quiero comenzar diciendo "te lo dije" "tenía razón" "lo supe siempre" porque esas palabras no son importantes en este momento ni significan nada tampoco. También notarás que no tengo tu destreza al escribir ni tengo imágenes que muestren cosas que quiero decir.

Sólo quiero decir que te quiero y que no usaré ningún vano o falso pretexto para encubrir esta palabra, sólo es Te quiero mucho. Sin adornos, de forma muy sencilla, sin poesía, ni palabras falsas recubiertas de ternura. Sólo Te Quiero.

Sos alguien que ha sido mi compañera en aventuras, mi confidente muchas veces en mis momentos de tristeza pero sobre todo mi amiga un soporte importantísimo que me hizo conocerte y quererte. Te he visto crecer a través de los años, madurar, llorar, reir muchas veces, decaer y revivir también. Y tengo la seguridad que perteneces a esa especie de mujeres que no dudarían en dar todo su tiempo y espacio para los que ama. Eso hizo que quisiera y te quiera como hasta hoy.

Han pasado infinidad de mujeres en mi vida. Altas, llenas, delgadas, blancas, morenas, pelirrojas, rubias y todas las combinaciones que se pierden en mi cabeza. Con todas he tenido un espacio que reservo en mi recuerdo con aprecio, busqué en todas ellas quererlas y de algún modo las quise. Y muchas son mis amigas, todavía.

Ninguna se fastidia como tú, sos casi única en molestarse a veces por simplezas y cambiar con una velocidad que me deja boquiabierto. una vez leí sobre rimbaud y me recordó a ti, alma de artista. Esa alma desquiciada que sólo los creadores tienen, alguien como tú. Pero amé tu ternura en los momentos complejos de necesidad humana, ayudaste a personas que eran tus amigas, a tus enemigas y a muchos desconocidos, gente que no haría nada por nada. Quiero saber a que especie perteneces, ahora estás varada haciendo tus cosas y de los demás que beben de ti. Y tú les das y les seguirás dando y verás la forma de dar y dar a todo el que pida que dés.
Eso se llama nobleza, por eso te quiero tanto.

Me río mucho cuando te haces la mala porque sé que tienes corazón de masmellow y nunca serías capaz de dañar a nadie. Pero es tu coraza dura ante el resto ser muy mala, no te queda Eres muy tierna. Corazón coraza. Y serías capaz de perdonar lo peor del mundo.

Escuchame ahora, nadie vale la pena de tu tristeza, absolutamente nadie, y repito Nadie que está con nadie. Porque ese Nadie está con nadie en un lugar donde nadie conoce ni a nadie le importa. Sé que me entiendes. Menos si ese Nadie no supo ver el ser increíble que eres, ese Nadie se lo perdió por eso tiene lo que merece estar con esa nadie y vivir en el mundo de nada. Donde también a veces hay celebraciones y diversiones de Nadie sólo para ellos. Pienso que puedes recobrar muchas cosas nuevas.

Ahora viene tu publicación en abril y recibirás tu primer premio en mayo. Y el mundo se está abriendo y los proyectos avanzan. Y yo estaré siempre esperando el momento perfecto para amarte y decirte "estoy aquí, todavía te estoy esperando" y sabrás que te digo Te amo.